Oscuridad para los malos y luz para los buenos 17 1Dios nuestro, tus pensamientos son muy profundos y difíciles de comprender. Los malvados no los comprenden, y por eso se equivocan.   2Cuando los malvados planearon esclavizar a tu pueblo, quedaron envueltos en una terrible oscuridad, más larga que una noche en la cárcel. Quedaron encerrados en sus casas y lejos de tu ayuda. 3Pensaban mantener sus pecados ocultos y escondidos, pero tuvieron que huir de aquí para allá, asustados por terribles fantasmas.   4Aunque se escondían en sus casas, seguían muertos de miedo; escuchaban ruidos espantosos, y veían figuras horribles. 5El fuego no tenía fuerza para darles luz, ni el brillo de las estrellas podía iluminar aquella horrible noche.   6Sólo podían ver la luz de una hoguera que se prendía sola, y que los asustaba. Cuando la hoguera se apagaba, la visión les parecía más macabra, y el miedo se apoderaba de ellos.   7Los magos egipcios hacían trucos inútiles, su ciencia no les servía de nada. 8Los sabios y magos que estaban seguros de ayudar a los que estaban muertos de miedo, se orinaban de terror.   9Las pisadas de los animales y el silbido de las serpientes, por más suaves que eran, los ponían a temblar de miedo. ¡Hasta el viento los asustaba!   10Bien sabe el malvado que la maldad provoca miedo, y que el pecado es muy cobarde.   ¡El que no tiene la conciencia tranquila siempre se imagina lo peor!   11El miedo no es otra cosa que negarse a razonar. 12Cuando menos seguros nos sentimos, más terrible nos parece la causa del tormento.   131413-14Cuando los egipcios dormían, soñaban que eran perseguidos por horribles fantasmas, o el terror los dejaba sin fuerzas y les impedía moverse. Esa oscuridad que los envolvía no tenía ningún poder, pues venía del reino impotente de la muerte.   151615-16Cuando el terror invadía a los egipcios, todos ellos, incluyendo a los campesinos y a los pastores de ovejas, quedaban como encerrados en una cárcel sin rejas, dondequiera que estuvieran. La oscuridad los tenía prisioneros y no podían escapar. 17Se llenaban de terror apenas oían un ruido; los asustaba el soplo del viento, el canto de los pájaros, el rumor del agua de un río caudaloso, 18la caída de una piedra, la carrera de los animales, el rugido de las fieras o el eco de las cavernas en los cerros.   19El resto del mundo estaba iluminado por la brillante luz del sol, y se dedicaba a sus trabajos. 20En cambio, sobre los egipcios había caído una noche muy oscura. Y aunque eran terribles las tinieblas, más terrible era para ellos soportarse unos a otros.
Can i read the Bible on my phone/tablet?
Selected Verses