David huye de Saúl 21 1Por su parte, David se fue a Nob, donde vivía el sacerdote Ahimélec. Cuando Ahimélec vio a David, se puso nervioso y le preguntó:   —¿Por qué vienes solo?   2—Porque el rey me mandó a una misión especial y me pidió guardar el secreto —le contestó David—. Por eso es que ni mis hombres vienen conmigo. Con ellos debo encontrarme en otro lugar. 3Por cierto, tengo mucha hambre. ¿Podrías darme unas cinco piezas de pan, o lo que tengas?   4—Sólo tengo el pan que usamos en el santuario —le contestó el sacerdote—. Te lo puedo dar, siempre y cuando ni tú ni tus hombres hayan tenido relaciones sexuales.   5—No te preocupes —respondió David—, que ni siquiera cuando salimos a un viaje de rutina tenemos relaciones sexuales con nuestras esposas, mucho menos ahora.   6Como el sacerdote no tenía ninguna otra clase de pan, le dio a David el que se ofrendaba a Dios. Era el pan que acababan de quitar del altar para poner uno nuevo y caliente. 7897-9David le dijo a Ahimélec:   —¿Podrías prestarme alguna lanza o espada? Fue tan urgente la orden del rey, que no alcancé a traer ningún arma conmigo.   —No tengo más que la espada de Goliat —contestó el sacerdote—. Es la espada del filisteo que mataste en el valle de Elá. Está allí, envuelta en tela, detrás de mi chaleco sacerdotal. Puedes llevártela, si quieres.   —Está muy bien —aceptó David—. Dámela.   Ese día estaba en el santuario un edomita llamado Doeg, que era el jefe de los pastores de Saúl. 10David siguió huyendo de Saúl, y de allí se fue a Gat, que era una ciudad filistea. Cuando llegó allá, 11lo llevaron ante el rey Aquís, a quien sus consejeros le dijeron: «Éste es David, el rey de esta tierra, de quien habla la canción: “Saúl mató a mil soldados, pero David mató a diez mil”». 12Cuando David supo esto, tuvo mucho miedo de que el rey Aquís fuera a hacerle daño. 13Entonces empezó a rasguñar los portones de la ciudad y a babear, como si estuviera loco. 14Aquís les reclamó a sus consejeros: «¿Para qué me trajeron a este loco? 15¡Ya tengo en mi palacio suficientes locos, como para que me traigan otro más!»  
Can i read the Bible on my phone/tablet?
Selected Verses