En vista de la extraordinaria acogida que el mundo de habla Inglés dio a la Nueva Biblia Internacional (NIV), Biblica aceptó gustosamente la petición de las puntuaciones de los creyentes y las iglesias para realizar traducciones de la Biblia a otros idiomas, siguiendo los mismos parámetros exegético y hermenéutica criterios que utiliza el 110 estudiosos de la Biblia en la versión Inglés. La Nueva Versión Internacional (NVI) fue la primera traducción en un idioma diferente.