El diluvio 7 1Después el Señor le dijo a Noé: «Entre toda la gente de este tiempo, sólo tú vives de acuerdo con mi voluntad. Por lo tanto, entra en la barca junto con tu familia. 2Toma siete machos y siete hembras de todo animal puro, pero sólo un macho y una hembra de los impuros. 3Toma también siete parejas de cada clase de aves, para que se conserve su especie en el mundo, 4porque dentro de siete días haré que llueva durante cuarenta días y cuarenta noches. ¡Voy a borrar de la tierra todo lo que vive, y que yo he creado!» 5Y Noé hizo todo tal como el Señor se lo había ordenado. 6Cuando el diluvio inundó la tierra, Noé tenía seiscientos años. 7Y entró Noé en la barca junto con sus hijos, su esposa y sus nueras, para protegerse del diluvio. 8Los animales puros e impuros, los que vuelan y los que se arrastran, 9entraron con Noé en la barca, de dos en dos, macho y hembra, como Dios se lo había ordenado. 10A los siete días, el diluvio comenzó a inundar la tierra. 11Era el día diecisiete del mes segundo. Noé tenía entonces seiscientos años. Precisamente en ese día, se reventaron las fuentes del gran mar abajo, y se abrieron las compuertas del cielo arriba. 12Cuarenta días y cuarenta noches estuvo lloviendo sobre la tierra. 13En aquel mismo día entró Noé en la barca con sus hijos Sem, Cam y Jafet, y con su esposa y sus tres nueras. 14Con ellos entraron toda clase de animales salvajes y domésticos, y toda clase de animales que se arrastran y de aves. 15Todos los animales entraron con Noé en la barca, de dos en dos. 16Entraron un macho y una hembra de cada clase, tal como Dios se lo había ordenado a Noé, y después el Señor cerró la puerta de la barca. 17El diluvio duró cuarenta días. Al subir el agua, la barca se levantó del suelo y comenzó a flotar. 18El agua seguía subiendo más y más, pero la barca seguía flotando. 19Tanto subió el agua, que llegó a cubrir las montañas más altas de la tierra; 20y después de haber cubierto las montañas, subió todavía como siete metros más. 21Así murió toda la gente que vivía en la tierra, lo mismo que las aves, los animales domésticos y salvajes, y los que se arrastran por el suelo. 22Todo lo que había en tierra firme, y que tenía vida y podía respirar, murió. 23Solamente Noé y los que estaban en la barca quedaron vivos; los demás fueron destruidos: el hombre, los animales domésticos, las aves del cielo y los animales que se arrastran; 24pues la tierra quedó inundada durante ciento cincuenta días.  
Can i read the Bible on my phone/tablet?
Selected Verses