Poder y misericordia de Dios 18 1Dios, que vive eternamente, creó el universo; 2sólo el Señor es intachable.3 4Nadie puede contar lo que él ha hecho; ¿quién podrá investigar sus maravillas? 5¿Quién podrá medir su inmensa fuerza o exponer todas sus bondades? 6No es posible aumentarlas ni disminuirlas; nadie puede descubrir las maravillas del Señor. 7Cuando uno termina, apenas está comenzando; cuando llega al fin, no sabe qué pensar.   8¿Qué es el hombre?, ¿para qué sirve?, ¿qué es el bien o el mal que puede hacer? 9Si un hombre vive mucho, llegará a cien años; 10pero comparados con la eternidad, son como una gota de agua en el mar o como un granito de arena. 11Por eso Dios es paciente con los hombres y les tiene mucha compasión. 12Él sabe qué desgraciado es el fin del hombre, y por eso es incansable en perdonar. 13El hombre se compadece sólo de su prójimo, pero el Señor se compadece de todo ser viviente; él reprende, corrige, enseña y guía como un pastor a su rebaño. 14¡Dichosos los que confían en su misericordia y se apresuran a cumplir sus leyes! Bondad 15Hijo mío, cuando hagas un favor no reprendas, no eches a perder un regalo con palabras duras. 16Como el rocío refresca el calor, así una buena palabra es mejor que un regalo. 17En verdad, una palabra es mejor que un regalo, y un hombre bondadoso da ambas cosas. 18El estúpido critica sin miramientos, y dar algo de mala gana es motivo de llanto. Prudencia 19Antes de hablar, infórmate, y antes de caer enfermo, cuida tu salud. 20Antes de ser juzgado, examínate a ti mismo, y cuando Dios te pida cuentas, te perdonará. 21Antes de caer enfermo, humíllate; y cuando peques, arrepiéntete. 22No dejes de cumplir a tiempo lo que prometas a Dios, y no esperes hasta la muerte para pagarlo. 23Antes de hacer a Dios una promesa, prepárate; no pongas a prueba al Señor. 24Piensa en la ira de Dios el día final, cuando sin compasión dará a cada cual su merecido. 25En la abundancia acuérdate de la escasez, y en la riqueza acuérdate de la pobreza. 26De la noche a la mañana cambia el tiempo; si el Señor lo quiere, todo pasa en un momento. 27El sabio siempre está prevenido; si hay peligro de pecar, se aleja del mal. 28Todo hombre sensato conoce la sabiduría y alaba al que la encuentra. 29Los que entienden los proverbios también se hacen sabios y pronuncian dichos acertados. Dominio de sí mismo 30No te dejes llevar de tus pasiones; domina tus deseos. 31Si das gusto a la pasión, tus enemigos se reirán de ti. 32No te aficiones a la vida de placer; los gastos te dejarán en la pobreza. 33No vivas en comilonas y borracheras, teniendo tu bolsa vacía.
Can i read the Bible on my phone/tablet?
Selected Verses